lunes, 12 de diciembre de 2011

Gastronomia regional es promovida como Embajadora del Perú por el Ministro Silva

El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) busca, con iniciativas como la feria “Perú, mucho gusto” que se desarrolla en la ciudad de Tarapoto, que la gastronomía regional se convierta en una embajadora del país en el mundo, sostuvo hoy su titular, José Luis Silva Martinot.

Explicó que su despacho trabaja para promover la variada y exquisita gastronomía que ofrecen las provincias de Perú, a través de certámenes descentralizados, al igual como ocurre con la feria Mistura en Lima.

“Queremos que la gastronomía regional se convierta en nuestro principal embajador, al igual como ocurre en Lima, lo mismo tiene que se suceder en provincias”, dijo en RPP.

Silva Martinot inauguró en Tarapoto la feria gastronómica y turística “Perú, mucho gusto”, que abrió sus puertas al público el jueves y culmina este domingo.
“(Tarapoto) Tiene paisajes maravillosos, gente encantadora y una de las mejores gastronomías de la selva. En esa línea hemos promovido esta feria gastronómica para la región noramazónica”, argumentó.
Comentó que San Martín ofrece platos “maravillosos” como la patarashca (pescado asado envuelto en hojas de bijao, similares a las del plátano) y los tradicionales juanes (a base de arroz, huevo y carne de ave) elaborados con chonta, entre otros.

“Son exquisiteces que uno pocas veces puede probar”, dijo tras señalar que la feria, cuyo escenario es la Universidad Nacional de San Martín, proyecta recibir alrededor de 20,000 visitantes.
Recordó que en la feria “Perú, mucho gusto” el público también encontrará platos típicos de los departamentos de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, Amazonas y Loreto, además de San Martín.

Según la programación, el sábado habrá un seminario de turismo y una rueda de negocios. Los asistentes tendrán la oportunidad de disfrutar de los atractivos turísticos que posee la ciudad de Tarapoto y zonas aledañas.

Por ejemplo, podrán visitar las cataratas de Ahuashiyacu (aguas que ríen), que poseen una caída de agua de 40 metros de altura y están ubicadas a 14 kilómetros de la ciudad de Tarapoto.

Tarapoto, situada al pie de la Cordillera Azul, debe su nombre a la existencia de una palmera muy común en la zona que los indígenas llamaban huacrapona y los españoles denominaron tarapoto.
Silva Martinot destacó que San Martín, poco a poco, ha ganado un espacio en el tema turístico, gracias al esfuerzo de los empresarios locales, en especial los hoteleros.

Fuente [Mincetur]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada