Casonas de Lima Colonial son principales atractivos para los turistas

Un paseo por el centro histórico de Lima, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es sin duda fascinante por todos sus atractivos entre los que destacan sus casonas, museos, plazas, conventos e iglesias que datan del siglo XVII y XVIII.

Estas construcciones han perdurado con el paso del tiempo y forman parte del sello de identidad de la ciudad de los Reyes, que celebra 477 años de fundación.

La Casona San Marcos es uno de los edificios históricos más relevantes y mejor conservados de la época colonial y es actualmente la sede del Centro Cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).
Su construcción es una síntesis de la historia de la arquitectura de Lima, desde el estilo barroco y rococó hasta la influencia republicana en las refacciones realizadas a finales del siglo XIX en los patios interiores.
La Casa de Riva Agüero, construida en 1760, es considerada otro de los atractivos de Lima así como uno de los edificios mejor conservados. En ella podemos encontrar una biblioteca, un archivo histórico, y el Museo de Artes y Tradiciones Populares.

Es un claro ejemplo de casa limeña que, por las distintas etapas de su construcción y reconstrucción, combina diversos modos y estilos arquitectónicos.
Tiene una planta de dos patios, típicamente española del siglo XVI, fachada neoclásica de finales del siglo XVIII y detalles arquitectónicos de influencia francesa de mediados del siglo XIX.
En una de las calles más transitadas del centro histórico, el Jirón de la Unión, está la Casa Courret, que es un ejemplo de modernismo en la arquitectura limeña.
Fue uno de los estudios fotográficos más importantes de la ciudad fundado por el francés Eugene Courret a fines del siglo XIX.

En la esquina del Jirón de la Unión y la avenida Emancipación, se encuentra el Palais Concert, un edificio emblemático con enorme valor cultural y arquitectónico de principios del siglo XX y cuyo estilo francés está reflejado en sus finos acabados.

Durante los años 1920 a 1940, fue se convirtió en un célebre café-cine-bar y un centro de reunión de la élite intelectual de Lima, representada en el escritor Abraham Valdelomar y frecuentado por importantes figuras como el poeta Cesar Vallejo.
A sólo dos cuadras de la Plaza Mayor, en el Jirón Ucayali, se ubica El Palacio de Torre Tagle, que es una casona construida en la época virreinal y que empleó en su construcción materiales traídos desde España, Panamá y Centroamérica.

La fachada es de estilo barroco andaluz y muestra pórticos y arcos de piedra tallada y dos artísticos balcones moriscos de madera, de cedro y caoba, tallada.
La casona fue restaurada entre los años 1954 y 1956 y actualmente es la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú y de la Dirección Nacional de Protocolo.

La Casa de Osambela, también llamada Casa de Oquendo es una de las más grandes construidas en la Lima colonial. Su fachada es de estilo neoclásico, con reminiscencias del rococó.
Muestra 5 balcones, de estilo Luís XVI, ornamentados con guirnaldas y acompañados por 3 balcones de antepecho, y en lo alto tiene un mirador cubierto por una pequeña cúpula de silueta musulmana.
A diferencia de la mayoría de casas virreinales limeñas, las habitaciones de la Casa de Osambela están distribuidas en forma paralela a la calle. Hoy en día alberga numerosas exposiciones de arte y eventos culturales.

Sin duda, las casonas de Lima con su arquitectura y toda su historia seguirán cautivando a muchos turistas y son un motivo de orgullo para todos los peruanos.

Fuente [Andina]

Comentarios

Entradas populares de este blog

Programa de Semana Santa en Huancayo 2012

Programa de la Virgen de la Candelaria 2013