miércoles, 22 de febrero de 2012

Danza Rukus es declarada patrimonio cultural de la Nación

El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la danza Rukus de Canchapampa del distrito de Llata, provincia huanuqueña de Huamalíes, expresión en la que se unen el culto a las montañas, la presencia de los ancestros originales, la correlación entre el mundo mítico y las autoridades políticas, las relaciones de reciprocidad y la identidad local y distrital, todo ello dentro de una representación lúdica que ha sobrevivido a los cambios manteniendo sus formas y significados particulares.

En Canchapampa, la población manifiesta que el ruku está asociado a un animal de las alturas, en concreto a la comadreja de montaña, quien le confiere todas sus habilidades como agilidad, rapidez, dominio del cuerpo para moverse por espacios reducidos y la capacidad de hipnotizar a sus presas.

En la danza se representa una expresión burlesca de una corrida de toros, en la que un toro salvaje es capturado y sacado de su hábitat natural en las alturas por un grupo de rukus encabezado por un personaje llamado repuntero, quien sería el dueño del ganado. Luego de una serie de bailes, se inicia la corrida en la que el toro se resiste ante sus captores, y tras matar al repuntero.se declara terminada la corrida.

La representación está compuesta por 5 etapas: la primera “llama garpuy” se inicia a las 5.00 am., con la reunión de todos los personajes en la cima de un cerro para pedir permiso a los dioses y tomar un animal de las alturas y continuar cuesta abajo en medio de gran júbilo y bailes.

Como segundo paso, el toro es entregado amarrado a la autoridad para luego dejarlo en libertad, e iniciar la danza de celebración –tercer paso- entre los rukus encabezados por el repuntero y el toro, quienes son los primeros en bailar cada “mudanza” o intercambio de posiciones de los rukus.

El cuarto momento es la carhuarina, en la que se representa una parodia de la corrida de toros por parte de los rukus. El repuntero interviene matando al toro, la misma que es celebrada con un jubiloso zapateo, finalmente se da el aywalla, que es el momento en el que se retiran –repuntero y toro- abrazados y danzando con alegría.

La danza rukus se representa tradicionalmente el 26 de julio, como parte del ciclo de celebraciones de las Fiestas Patrias en Canchapampa, luego se representa el 27 y 28 del mismo mes, en Llata como parte del desfile cívico.

Fuente: [mcultura]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada