sábado, 7 de abril de 2012

Población ayacuchana y turistas disfrutan de tradicional pascuatoro

Niños, jóvenes y adultos colman hoy la plaza de Armas de Ayacucho, que es escenario principal del Pascuatoro, una tradición por Semana Santa en la que personas e instituciones compran los toros más robustos y los trasladan por el centro de la ciudad en una acción festiva y de valor.

También se observa gran cantidad de turistas nacionales y extranjeros en los balcones y portales de la plaza ayacuchana, iluminada por un sol radiante. Muchos lucen polos rojos y hacen torres humanas y piruetas.

Se estima que unos 20,000 visitantes han arribado a la ciudad de Ayacucho, capital de la provincia de Huamanga (565 kilómetros al sureste de Lima), por lo que los establecimientos hoteleros están copados.

El recorrido de los 11 toros se inicia en la alameda Valdelirios y sigue por la avenida 28 de Julio, la plaza Mayor, el jirón 9 de Diciembre hasta culminar en la plazoleta María Parado de Bellido.

Los animales, grandes y bravos, son soltados para que hagan el recorrido. En su camino asustan y divierten; los gritos y vivas no se hacen esperar mientras escapan de los toros. Jinetes sobre caballos de paso, en tanto, resguardan el itinerario.

Hasta el momento, dos asistentes fueron alcanzados por los toros, pero sin provocar daños de consideración.

Rosa López, titular de Artesanía de la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo, explicó que hace 300 años, por Semana Santa, se preparaban comidas especiales como el cordero pascual, pero había hacendados que no comían dicho potaje, por lo que compraban vacas o toros, y donaban algunos a lugares donde había concentración de gente pobre.

“Allí nace esta celebración”, dijo la funcionaria a la Agencia Andina tras comentar que a semejanza de como era antes, los toros son regalados al hospital, al centro de reclusión, a los albergues de niños de pobres.

La fiesta continuará con el baile de los ayacuchanos y visitantes, quienes danzan en la plaza tomados de la mano, arrastrando en su algarabía a todo aquel que se atraviese; la banda los sigue en su danza por cada esquina de la plaza.

López indicó que se busca que esta celebración sirva para “unir a la población en una gran fiesta de hermandad”.

Por ese motivo, indicó, la municipalidad provincial de Huamanga emitió una ordenanza en la que prohíbe la venta y consumo de bebidas alcohólicas en la plaza Mayor de Ayacucho y en un radio de 200 metros.

Se observan banderolas en las que se informa de la prohibición, que rige desde las 00:00 del viernes hasta las 18:00 horas de hoy.

Mañana domingo, a las 04:00 horas, se oficiará en la basílica catedral la Misa de la Resurrección. A las 05:00 horas saldrá la procesión del Señor Resucitado en un anda decorada con flores y palomas hechas a base de cera, y que es trasladada en hombros por más de 500 personas.

La procesión parte de la basílica catedral y recorre el perímetro de la plaza Mayor. Finalmente, a las 06:00 horas, será oficiada la solemne misa en quechua en el atrio de la catedral.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario