jueves, 10 de mayo de 2012

Describen belleza del Manu en revista de la Unesco

La revista Patrimonio Mundial de la Unesco publicó un artículo que destaca las bondades del parque nacional del Manu, que se extiende sobre territorios de Cusco y Madre de Dios, informó  el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

El texto fue escrito por José Carlos Nieto Navarrete y Luis Alfaro Lozano, el primero de ellos actual jefe del área natural protegida.

En sus páginas se menciona que “recorrer el camino que lleva al parque nacional del Manu implica apreciar la vegetación de la puna en la parte alta para luego observar en pocas horas la transformación del paisaje en una exuberante y diversa vegetación del bosque nublado y sus ríos torrentosos, para luego arribar a la llanura amazónica”.

Se recuerda que los antepasados también apreciaron este extraordinario y cambiante paisaje y le dieron gran importancia.

“La presencia de caminos antiguos, los registros arqueológicos así como las tradiciones transmitidas de padres a hijos revelan que en lo que hoy conocemos como la cuenca del río Manu se desarrolló una rica interacción entre las culturas andinas y amazónicas”, agrega la publicación.

En 1973, el Manu fue establecido como parque nacional. En 1977, la Unesco reconoció su importancia al declarar a esta área natural protegida, así como a los territorios colindantes destinados a la colonización, como reserva de biosfera.

Al ser integrado a la Red Internacional de Reservas de Biosfera se consolidó el proceso de conservación, desarrollo y apoyo logístico, así como el respaldo para incrementar la información sobre la biodiversidad del área.

En 1987, el Manu fue incorporado a la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad.

En sus bosques tropicales se desarrollan procesos ecológicos y evolutivos con un  mínimo de intervención por parte de los pueblos que habitan centurias atrás tanto el parque como la zona de amortiguamiento.

Dichos pueblos tienen patrones culturales de asentamiento diversos: asentamientos no permanentes o itinerantes como aquellos en aislamiento voluntario y los de contacto inicial, entre otros.

Según el Sernanp, aproximadamente unas 2,300 personas habitan en el parque nacional del Manu.

Las poblaciones andinas están asentadas en la zona de amortiguamiento extendida entre los valles del Kosñipata, Yavero, Lacco, y en la cuenca media y alta del río Mapacho, ocupadas en diferentes épocas por procesos de colonización dirigida y voluntaria.

Los pueblos de la región andina están organizados en comunidades campesinas, asentamientos, posesionarios y pequeños propietarios. En la cuenca media del río Mapacho existen 45 comunidades campesinas; 15 de ellas colindan con el parque.

Los pueblos indígenas amazónicos que se encuentran en la zona de amortiguamiento son los matsiguengas, yines, harakmbut, yora y nantis.

Estos tienen un patrón de desplazamiento itinerante, por lo cual existen corredores tradicionales entre el parque y las diferentes áreas adyacentes para la realización de sus actividades tradicionales, visitas familiares y áreas de refugio.

El artículo destaca también que en el parque y las áreas circundantes existen pueblos indígenas en aislamiento voluntario y en contacto inicial, entre los que se han podido identificar a un subgrupo matsiguenga conocido como kugapakori o nanti, mashco piros y otros.

Se refiere, además, que desde 2008 y sobre todo en 2011 se han producido constantes apariciones de poblaciones en aislamiento voluntario al interior del parque, frente a lo cual se tomaron acciones de contingencia para evitar un contacto forzado y posible contagio de enfermedades.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario