martes, 18 de diciembre de 2012

Declaran Patrimonio Cultural de la Nación a la Semana Santa del distrito de Huambo

La Semana Santa del distrito de Huambo, en la provincia arequipeña de Caylloma, fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación por su original y rica muestra del catolicismo andino y por constituir un elemento significativo de la identidad cultural de la población.

La Resolución Viceministerial N°068-2012-VMPCIC del Ministerio de Cultura publicada en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano señala que la celebración de la Semana Santa en dicho distrito es particularmente compleja.

Consta de una serie de procesiones de imágenes sagradas, cuya secuencia repite las escenas de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, acompañadas de las imágenes de la Virgen Dolorosa y San Juan Bautista.

La coordinación y gastos que la festividad supone es asumida por los cargos comunales del estandarte y el comisario, cuyo origen se remonta al antiguo sistema comunal de cargos.

La Semana Santa comienza el Viernes de Dolores dedicado a la procesión de la Virgen Dolorosa. En el Domingo de Ramos se lleva a cabo la procesión de Jesús Nazareno y el Miércoles Santo la procesión del Encuentro y la Despedida.

El Jueves Santo, los comisarios traen las cruces correspondientes a sus respectivas parcialidades como Hanansaya, la Cruz Verde, la Huaccanacruz, la cruz del cerro del Calvario y barrio Urinsaya.

El Viernes Santo es el día de penitencia en la iglesia principal y se reproduce el rito con las Tres Marías, a lo que sigue una serie de oraciones y cánticos por parte de la feligresía.

Mientras que el Sábado Santo o de Gloria se oficia una misa en la mañana y al mediodía se celebra con cohetes y campanadas la resurrección de Cristo.

Por último, el Domingo de Resurrección, es día del chaprinakuy, en el cual todos los cargos de la fiesta hacen el chapri o reunión en casa de los mayordomos para preparar una ofrenda a la madre tierra.

“La Semana Santa en Huambo puede ser vista como una muestra del catolicismo andino, en tanto los elementos cristianos han sido reinterpretados por la religiosidad y el orden social de origen prehispánico”, refiere el documento.

La elaborada decoración de las imágenes, las cruces y, sobre todo, las andas, así como la variada gastronomía preparada para la ocasión, son otros argumentos que muestran la originalidad y riqueza de esta expresión religiosa.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada