miércoles, 29 de mayo de 2013

Feligreses celebran en el santuario del Señor de Qoyllur Riti

Miles de feligreses católicos y turistas visitan y participan de una procesión en el santuario del milagroso Señor de Qoyllur Riti, ubicado sobre los 4,500 metros sobre el nivel del mar, en las faldas del nevado del Sinakara, en distrito de Ocongate, provincia cusqueña de Quispicanchi.

La tradicional festividad, en conmemoración al Señor de los Nevados, celebra hoy en su día central. Las actividades empezaron con una misa de madrugada y otra misa central oficiada por el capellán de la iglesia a las 10:00 horas.

A esta hora del día, como se hace todos los años entre los meses de mayo y junio, se desarrolla la procesión del Señor de Tayancani.

Durante todos el día ocho naciones provenientes de diferentes provincias de la región Cusco, organizados por la hermandad del Señor de Qoyllur Riti le rindieron homenaje con sus danzas y cánticos de agonía como la de los Capac Qolla “Causaspacha cutimusaq, wañuspacha manañachá, hay diosnillay”, “de vivir volveré, al morir ya no será, hay mi Dios”.

Junto a estas danzas también están la de chunchachas, Q’anchi, negrillos, mestiza Qollacha, entre otras. Las danzas para el deleite de los feligreses y turistas son todo el día, por la tarde o al día siguiente retornan a la ciudad de Cusco en camiones con sus estandartes que llevan las imágenes del Señor.

Durante la madrugada también se percibe que los pablitos y ukukus, que hacen prevalecer el orden, la seguridad y la fe al señor, suben con cruces al nevados del Colque Punku y por la mañana regresan, esta caminata arriesgada lo hacen con toda devoción.

Otro atractivo del cual se es participe es el cerro Pucllanapata o lugar donde se juega, aquí si uno va con toda devoción el milagro se le concede, por ejemplo la gente suele comprar casas, terrenos, vehículos, y hasta contraer matrimonio. El juego es actuar como quieras que sea en realidad. El intercambio monetario es con alasitas o piedras en forma de billetes.

Se estima que cada año llegan al santuario más de 40,000 feligreses, y que se va sumando, algunos cambios para mejorar el desplazamiento al santuario fue con la ampliación del camino, de nueve kilómetros que es desde Mahuayani hasta el Sinakara.

Los vehículos solo llegan hasta Mahuayani, posteriormente todo es a pie, están prohibidos el uso de motocicletas y ensuciar el camino, en el trayecto se colocaron tachos gigantes para los desechos.

Turistas de diferentes partes del país y del extranjero gozan de la visita, algunos suben al santuario en caballo debido a la altura.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada