jueves, 2 de mayo de 2013

Festividad del Niño Jesús de Navidad de Talavera (Apurímac) es declarado Patrimonio Cultural de la Nación

La Festividad del Niño Jesús de Navidad del distrito de Talavera, en la provincia de Andahuaylas, en Apurímac, fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación por su importancia como expresión de fe católica y como referente de la identidad de los pobladores de la mencionada jurisdicción.

La Resolución Viceministerial Nº 028-2013-VMPCIC-MC publicada hoy en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano señala que dicha celebración es una actividad tradicional en la que se evoca la memoria de eventos importantes como la conquista inca, la cristianización, y la presencia de diversos grupos sociales y humanos conocidos a lo largo de su historia.

Refiere que en Andahuaylas se realizan diversas celebraciones al Niño Dios, partiendo de las fechas navideñas y durante todo el mes siguiente a lo largo de los 19 distritos que conforman la provincia, siguiendo la mayor parte de ellas una misma secuencia de seis días de celebración.

En la región se presta especial atención a tres distritos contiguos ubicados a lo largo del valle del Chumbao: Talavera, Andahuaylas y San Jerónimo, que respectivamente celebran su fiesta en los días de Navidad, Año Nuevo y Reyes Magos.

La fiesta del Niño Jesús de Navidad, una de las primeras en celebrarse en la provincia, se realiza en la capital de Talavera entre el 23 y el 26 de diciembre, alrededor de la imagen local de Niño Dios, conocido como Qapaqpa Churín (Hijo de Dios).

La celebración se inicia el 23 de diciembre con el antealba. El alferado o carguyoq y su esposa se reúnen en el atrio de la iglesia principal, con los músicos y bailarines que se dedican a ensayar sus performances ante los presentes que darán su opinión sobre la calidad de estas representaciones y, según ello, el resultado general de la
fiesta.

El 24 de diciembre es la “entrada”. Al despuntar el día se instala a la entrada del pueblo un toldo blanco con banderas peruanas, como punto de partida de las comparsas de baile que se presentarán desde este día.

El alzado del toldo es acompañado con harawis entonados por dos mujeres y en cuya letra, en constante improvisación, se cantan alabanzas al Niño Dios y se hacen referencias irónicas a hechos cotidianas de la localidad. Pasado el mediodía, bandas y comparsas se reúnen en el toldo.

El día central, 25 de diciembre, siendo el templo y el anda del Niño Dios cuidadosamente adornados, se convoca a una misa a las 10:00 horas, seguida de una procesión de la plaza principal.

Esta es encabezada por las comparsas de bailarines, seguidos por el sacerdote, los alferados, los familiares y allegados de éstos, las andas en sí, la banda de músicos y la población en general.

Aquí se elige, de entre los devotos que se ofrezcan voluntariamente, al carguyoq o alferado para el año siguiente. La procesión va alrededor de la plaza; a su descanso en la entrada de la iglesia, las comparsas de bailarines hacen sus presentaciones.

El Niño Jesús es trasladado a un anda más pequeña, y es llevado siempre acompañado por las comparsas de bailarines a la casa del nuevo alferado, donde será velado hasta la noche. Después del almuerzo los bailarines hacen sus representaciones por todo el pueblo durante el resto del día.

El 26 de diciembre es llamado día del mallki, nombre dado a los árboles plantados en la plaza principal, que son adornados con regalos como juguetes, utensilios y golosinas diversas. El juego consiste en intentar subir a un árbol, labor difícil por cuanto los árboles han sido despojados de su corteza y de ramas bajas y se ha
encerado su superficie.

Las comparsas de bailarines intentan subir al árbol para alcanzar los bienes prendidos de sus ramas; lo que logre coger cada cuadrilla será repartido entre sus miembros. Los encargados de instalar el árbol atienden al pie del mismo para invitar chicha de jora y cerveza, a los asistentes.

La festividad del Niño Jesús de Navidad es rica y compleja, por la secuencia de eventos que se suceden a lo largo de seis días y por los diversos personajes representados en las comparsas de baile.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada