jueves, 12 de septiembre de 2013

Arte y mística de las cocineras regionales son presentados en el Gran Auditorio Apega

La feria Mistura 2013, organizada por la Sociedad Peruana de Gastronomía Apega, no solo es el punto de encuentro perfecto para disfrutar de lo mejor de nuestra culinaria. El evento gastronómico más importante de Latinoamérica también se ha convertido en un espacio de reflexión y revaloración de la cocina regional con las charlas desarrolladas en el ciclo Cocinas Regionales, que en esta oportunidad presentó “Experiencias de la cocina a través del turismo rural comunitario de Puno”.

El chef Gastón Acurio se encargó de presentar a Sonia Mamani, cocinera de Puno que ha venido cosechando éxitos no solo en su región, sino también en la capital y el extranjero. “Sonia nos ha sorprendido por la habilidad creativa que posee y que transmite al momento de crear sus platos, sin dejar de lado sus tradiciones, técnicas e insumos. También la vimos muy entusiasta en las conferencias que ofrecieron los mejores chefs del mundo en el Encuentro Gastronómico Internacional Mistura 2013”, manifestó nuestro máximo representante de la gastronomía local.



Visiblemente emocionado, el dueño del restaurante Astrid & Gastón, agregó que las participantes de Cocinas Regionales se encuentran en Mistura 2013 luego de un proceso de 11 meses, que incluyó la ubicación de las expositoras, la planificación de su traslado, la inducción del programa y su traslado a la capital. “Esto también ha sido posible gracias al apoyo de empresas gastronómicamente responsables. Todo este esfuerzo es solo un homenaje a ellas, porque las personas que les da el sustento a nuestra cocina, son las mujeres del Perú”, expresó el chef nacional.

Por su parte, la cocinera emprendedora de nuestro altiplano, agradeció la oportunidad de estar nuevamente en Mistura y se mostró muy orgullosa por compartir el arte que le fue heredado de generación en generación. “Al inicio la comida siempre me salía mal, jamás pensé que iba a aprender a cocinar. Siempre quise venir a Lima para aprender a hacerlo. Gracias a Dios Mistura me ha dado la oportunidad de aprender, para poder compartir con mi pueblo”, dijo Mamani.

Acompañada de un batán de piedra, la risueña y amable cocinera puneña deleitó al público asistente con dos recetas de su pueblo natal: los “quispiños” y la “Leche Llaska”. El primer manjar es una suerte de panecillo elaborado a base de quinua, harina de trigo, agua de anís y cal. Es preparada y compartida en distintas actividades, y también sirve como fiambre de los lugareños.

El auditorio también fue testigo de la preparación de la “Leche Llaska”, un potaje que tiene como protagonista principal a la llaska, un alga acuática que crece al borde del majestuoso lago Titicaca, y que para este plato va acompañada de leche fresca y harina de trigo. La salsa que nace a raíz de esta mixtura de productos acompaña a una generosa porción de papas nativas; un verdadero manjar.

El evento también sirvió para que Elena De la Cruz y Paula Montalván compartan brevemente sobre las oportunidades que se les está presentando como cocineras regionales, así como el apoyo que reciben de Apega a través de Mistura. Asimismo, el Chef Ejecutivo del hotel Eco Inn Puno sorprendió al público con la presentación del Cuy en Costra de Quinua con ravioles rústicos en hojas de quinua, platillo de su autoría que le permitió ganar hace poco un concurso gastronómico.

Finalmente, Sonia Mamani, no pudo contener su emoción y prefirió despedirse de la audiencia con una canción en Quechua y un baile típico de Puno que se interpretan durante la cosecha de la quinua.

Fuente: Mistura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada