viernes, 7 de febrero de 2014

Huancavelica intensificará la difusión de su carnaval para atraer más turismo a la región

Autoridades de la región Huancavelica unirán esfuerzos para incentivar la afluencia de un mayor número de turistas nacionales y extranjeros a las fiestas de carnavales que se celebran en las provincias de Churcampa, Angaraes y Tayacaja, declarados Patrimonio Cultural de la Nación.

Teodor Roca Hoses, residente de la Asociación Cultural Hatun Huancavelica, impulsora de dicho reconocimiento que se obtuvo entre el 2012 y el 2013, dijo que de esta manera se difundirá esta tradicional fiesta llena de alegría, bailes y color, además de las diferentes costumbres y potencial de la región.

El carnaval de Tipaki Tipaki del distrito de Acraquia, en Tayacaja, es un baile rural de parejas que se realiza en la semana del miércoles de ceniza entre los meses de febrero y marzo.



Días antes se desarrolla un largo preparativo denominado Orqon puqllay, costumbre de la antiguas reuniones que se efectuaba cada domingo en las alturas de los cerros cercanos como un agradecimiento a los apus tutelares, por los favores recibidos en el año anterior.

En esta fiesta se demuestra cortejo y el compromiso entre los jóvenes, que incluyen la música, la danza y el juego,  matizado con agua, tintes y serpentina. También de demuestra la habilidad y fuerza de los participantes, que forman coloridas comparsas que se desplazan al ritmo de jocosas coplas.

Por su parte, el carnaval de Churcampa, conocido como puqllay qarmenqa, es una celebración de carácter agrícola que festeja la fertilidad de la tierra en la temporada de lluvias (meses de febrero y marzo), con original música, canto, danza y vestuario. Sus  rituales tienen origen prehispánico.

"Los danzantes bailan organizados en filas de mujeres y varones, siguiendo una serie de pasos que hacen alusión a la actividad agroganadera, en las que sobresale el qepamacho, personaje caracterizado por utilizar un chicote y una máscara de piel, cuyo papel es poner orden y arbitrar con picardía estas confrontaciones", puntualizó.

Una de las partes más llamativas del carnaval es el contrapunto de latigazos entre pares de hombres que se desafían en la resistencia al dolor. El lugar del ataque son las pantorrillas del contrincante, quien al resistir este castigo demuestra coraje, fuerza, vigor, destreza y habilidad.

Asimismo, comprende una  prueba de valor y dolor entre parejas o grupos rivales de  ambos sexos, que se lanzan mutuamente frutas de cactus, pepas de nogal, y plantas locales como el aylumpo y el huactaquy, mezclados con ortiga. Luego intentan capturarse y el que gane la contienda le echará agua y frotará a su par con talco, barro y ramas de ortiga.

En tanto, el  carnaval de Lircay, en la provincia de Angares, es una adaptación del carnaval europeo a las necesidades del ciclo productivo andino de celebración de la abundancia y fecundidad, al ser el tiempo de máxima intensidad de las lluvias. Asimismo, sobresale el cortejo y la conformación de parejas, formalizando a través del baile y el juego o pukllay.

Se celebra el sábado de la semana de carnaval, reproduciéndose los días siguientes hasta el día martes con afluencia de grupos y poblaciones de otros lugares.

Los bailes los ejecutan las comparas de cada barrio del distrito acompañados por conjuntos de guitarra, charango y canto cuyos encuentros se resuelven en una serie de competencias, con un gran zapateo y acudiendo los ponchos con energía.

Destaca además el cortamonte adornado, así como la invitación pública de comidas típicas como el "puchero" y la "ropa vieja".

Roca Hose invitó a todos los peruanos a participar de los referidos carnavales y conocer los destinos turísticos de Huancavelica. "A  todos los acogeremos con mucho cariño", aseguró.

Algunas de las danzas de estos tres carnavales se representaron hoy en la Plaza Bolívar del Congreso de la República.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario