jueves, 6 de marzo de 2014

Terminó el Carnaval de Cajamarca con el entierro del Ño Carnavalón

Las principales actividades del carnaval de Cajamarca llegaron a su fin con el entierro de "Ño Carnavalón" realizado esta tarde en el balneario turístico de Baños del Inca, donde cientos de cajamarquinos y turistas despidieron al mítico personaje.

A bordo de una carroza adornada con globos, serpentinas y arreglos florales, el cortejo del “Rey de la alegría”, partió del barrio Chontapaccha, recorriendo las calles del centro histórico de esta ciudad, al ritmo de la banda de músicos de la municipalidad provincial de Cajamarca.

Cientos de jóvenes, niños y adultos, y los tradicionales clones de diversos barrios, coreando y bailando carnavales, acompañaron a la comparsa.



Las bombardas a lo largo del recorrido anunciaban la despedida del Ño Carnavalón, invitando al público a acompañar al simbólico funeral.

La nota de humor, la puso “la viuda” del barrio San Vicente, ganador del concurso de “viudas” realizado anoche en la Plaza Mayor, entre cinco concursante.

“La Chata”, caracterizado por un joven carnavalero, se aferraba al féretro con un desconsolado llanto.

Al llegar al balneario turístico Baños del Inca, el féretro de Ño Carnavalón fue recibido por una multitud que aguardaban darle el último adiós al personaje que hace de la fiesta un momento inolvidable para muchos turistas.

Antes de ser incinerado, se da lectura al testamento del Rey Momo.

En el documento, firmado por reconocidos “notarios” de Cajamarca, el rey de la alegría se mofa de las autoridades y personajes cajamarquinos, incluido dirigentes ambientalistas.

El Rey Momo, en su testamento, agradece a los turistas nacionales y extranjeros por participar en la celebración de su fiesta, y los invita a regresar el próximo año.

Con el entierro de Ño Carnavalón finaliza las principales actividades del carnaval cajamarquino, dando inicio a las tradicionales unshas o palo cilulo los fines de semana en cada barrio.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario