jueves, 24 de abril de 2014

Reconocimiento a la Picantería hará que la gastronomía arequipeña se reafirme en el mundo

La declaratoria de la picantería arequipeña como Patrimonio Cultural de la Nación contribuirá a reafirmar la posición que tiene la gastronomía de Arequipa en el mundo, por su calidad y el mestizaje de sus ingredientes, se destacó hoy.

Julia Barreda Bustinza, directora regional de Cultura de Arequipa, sostuvo que esta declaratoria emitida por el Ministerio de Cultura llega en un momento en que el turismo gastronómico en el Perú es muy fuerte.

"Por nuestra situación geográfica que nos pone entre la sierra y la costa, Arequipa posee el privilegio de tener esta comida. Esto servirá para impulsar el turismo culinario", anotó la funcionaria regional en declaraciones a la Agencia Andina.



Remarcó la necesidad de trabajar de manera coordinada entre las direcciones regionales de Cultura y de Comercio Exterior y Turismo a fin de impulsar la promoción y difusión de esta actividad gastronómica en el Perú y en el mundo.

Asimismo, destacó la labor realizada por la Sociedad Picantera de Arequipa que gestionó el expediente que se envió al Ministerio de Cultura para lograr esa declaratoria de patrimonio cultural.

"Por los valores que tiene nuestra comida, por el mestizaje entre diferentes productos, tanto de la sierra como de la costa, es que tenemos este resultado y también la comida autóctona con influencia española", manifestó.

El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la Picantería Arequipeña, por constituir un espacio social de interacción entre pobladores de diversas clases sociales cuya característica principal es la preparación y venta de comidas y bebidas típicas de esta región.

La Resolución Viceministerial Nº 033-2014-VMPCIC-MC destaca que la Picantería Arequipeña posee rasgos heredados de la época prehispánica y cuya consolidación se dio durante la época de la Colonia y la República.

Posee una larga tradición cuyo origen se remonta a los locales de expendio de bebidas, principalmente de chicha de maíz, existentes desde inicios de la Colonia y que a su vez heredaron su carácter integrador de los llamados qatus, espacios prehispánicos de intercambio y consumo de alimentos.

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario